¿Por qué el Veganismo no es una decisión personal?

“Con objetivo de facilitar una posible respuesta concisa y clara a ese lector que pudiera servirle de ayuda. Comparto esta mini entrada que con intención de no extendiéndome demasiado refutar uno de los pretextos con el que los veganos muchísimas veces nos encontramos: La supuesta decisión personal en torno al Veganismo.”


Si no lo vemos claro empecemos por cambiar la palabra “Veganismo” por “no consumir animales”*, que justamente eso es lo que viene a significar en términos generales. Ahora tratemos de razonar dejando a un lado todos nuestros prejuicios y pensemos ¿Qué son los anímales? ¿Son cosas? No ¿Verdad?

No son cosas porque las cosas no respiran, no ven, no duermen, no comen, no sienten, no sangran, pero los animales sí que hacen todo eso. Es por esta razón tan obvia que deducimos que los animales son individuos, sí, individuos como tú y como yo, solo que de diferentes especies a la nuestra. Y es que los seres humanos también somos animales, pues no somos plantas, setas o bacterias.

Además, somos animales muy inteligentes, y es gracias a ello que aplicando la lógica somos capaces de diferenciar entre el bien y el mal. Y en consecuencia podemos entender que cuando tomamos una decisión que afecta negativamente sobre la vida y los intereses de otros individuos, independientemente de sus características, esta no es personal ni es moralmente correcta.

Por lo tanto, acabamos de deducir que el negarse a consumir a otros individuos (animales) no es una decisión personal, pues dicha decisión se toma entendiendo que existen otros individuos más allá de los de la especie humana, a los que obviamente también les gusta disfrutar de sus vidas.

En contraposición, el Veganismo es una decisión lógica y razonable basada en la ética, y por ende en promover el respeto para todo ser sintiente. Justamente lo contrario a lo que nos han enseñado y que siempre hemos estado haciendo, menospreciar arbitrariamente las vidas de los animales no-humanos consumiéndolos sin importarnos su intereses como individuos.

decisión personal


* Entiéndase por “consumir” cualquier acción que suponga participar de una explotación negativa para los intereses de los animales, ya sea comiéndolos, vistiéndolos, entreteniéndonos con ellos, etc.