La importancia de las experiencias

Erase un ratón de campo que un día mientras buscaba comida fue a parar a una casa donde se encontró a un congénere viviendo dentro de una colorida jaula. Ante la curiosidad el ratón de campo se acercó al otro para preguntarle que por que estaba ahí dentro, y que en caso de que quisiera él mismo estando fuera podría abrirle la puerta de la jaula y así escapar juntos al campo donde podría disfrutar de las experiencias que le concede a uno disfrutar completamente de la libertad.

El otro ratón pareciendo bastante molesto le respondió qué porque iba él a querer dejar su hogar lleno de comodidades y ventajas, cuando él ya tenía todo lo que necesitaba. Tenía una ruedecita con la que hacer deporte, tubos en los que jugar y esconderse, tierra y agua limpia todos lo días, comida, un cómodo lecho en el que cabecear, temperatura agradable durante todo el año e incluso un techo que le protegía de cualquier hostilidad ambiental “¿Pero qué estás loco o que?” finalizó el malhumorado ratón de jaula.

Leer más

Falacias ( I ) La cadena alimenticia

No son pocas las veces que algunas personas aluden al fenómeno ecológico conocido como “cadena alimenticia”, o mejor llamado cadena trófica, para justificar el actual y descomunal consumo de animales llevado a cabo por parte de la especie humana. Con ello lo que tratan de expresar es que existe un imperativo natural (falacia naturalista)(1) y por ende, moral, que nos obliga a los seres humanos a imitar ese mismo patrón de comportamiento de comer animales. Pero aún y advirtiendo la falsedad de este razonamiento, que ya es por sí mismo más que suficiente para desacreditarlo, estas personas parecen evitar reparar en algunos aspectos de su “argumento” merecidamente tener en cuenta a continuación.

Leer más

Redefinición de “Los Derechos Naturales”

Cabe destacar que este texto se basa en la teorización de lo que considera el autor que son y deberían de basarse y deberse unos derechos naturales imparciales y deseados para todo individuo, los cuales a su vez pudieran servir de guía para aplicarse y concretarse en el marco legal de una supuesta sociedad justa.

Si bien el concepto de “derechos naturales” tal y como lo conocemos hoy en día ha sido consecuencia de una larga historia de acontecimientos desde que Ciro II el grande, rey de Persia y al que podríamos considerar pionero en declarar los mismos, tras conquistar Babilonia a mediados del siglo VI a.c. liberó a los esclavos reivindicando públicamente por primera vez en la historia que todo hombre era dueño de su propia vida, y pasando desde aquel entonces por diferentes capítulos de “quita y pon”(1). No fue hasta el año 1789 en Francia cuando a causa de una serie de revoluciones (revolución francesa) contra el absolutismo reinante de aquel entonces

Leer más