Gary Francione, otro enemigo más para los no-humanos

Bien es sabido que cuando este sistema capitalista basado en la dominación, la jerarquía, el egoísmo y la competencia a nivel mundial, se topa con algún movimiento social y reivindicativo que pueda cuestionar o poner en peligro la base de sus privilegios, dispone de diferentes herramientas de control sociológico para hacerle frente (véase “Disidencia controlada” en (1)). Tal y como exactamente nos atrevemos a decir que está pasando con el Veganismo.

¿Y que mejor manera para crear división y ruptura en un movimiento social que elegir y colocar los lideres que decidirán cuales han de ser las únicas estrategias a seguir ante los ojos de los integrantes de ese movimiento?

Leer más

Introspección

El cambio psicológico llega cuando sentimos en nuestra mente la violencia con la que tratamos a esos que siempre hemos considerado “productos vivos” para ser consumidos.

Una verdad incómoda que nos hemos acostumbrado a esconder entre lo normalizando. Ya sea en el hábito, la rutina o el placer egoísta que secunda el conjunto de mentes. Y es que como decía José Ingenieros; “En la culpa colectiva se esconde la responsabilidad de cada uno.

Eufemismos ( I ) Sacrificar y asesinar

Según la RAE el término asesinar(1) solo puede utilizarse cuando nos referimos al acto deliberado de matar en contra de su voluntad a otros seres humanos. Contrariamente dicta que cuando nos referimos a matar (también en contra de su voluntad) a los animales no-humanos, hay que hablar de “sacrificar”. Claramente no hay que estar muy despierto para entrever tan notable parcialidad en el uso de ambos conceptos dependientemente de quién sea la victima.

La realidad es que las palabras no son más que una proyección lingüistica (el idioma) de la moral de la sociedad que las utiliza. Y teniendo presente que vivimos y hemos sido criados en una sociedad donde el ser humano suele considerase el centro del universo y con consecuente derecho legítimo, o incluso divino, a hacer lo que le plazca con el planeta y el resto de sus habitantes (los animales no-humanos), esta realidad no es distinta. Esta manera desacertada de concebir la realidad se conoce como antropocentrismo, y deberse a ella normalmente le lleva a uno a cometer o participar en la discriminación arbitraria conocido como especismo (análoga al sexismo o el racismo pero en cuestión a la especie). Es lógico pues, que las reglas de nuestro lenguaje también se deban a esta manera inicua y conveniente de entender el mundo y que por ende, cuando la situación lo requiera, se haga uso de eufemismos.

Leer más

¿Por qué el Veganismo no es una decisión personal?

“Con objetivo de facilitar una posible respuesta concisa y clara a ese lector que pudiera servirle de ayuda. Comparto esta mini entrada que con intención de no extendiéndome demasiado refutar uno de los pretextos con el que los veganos muchísimas veces nos encontramos: La supuesta decisión personal en torno al Veganismo.”

Si no lo vemos claro empecemos por cambiar la palabra “Veganismo” por “no consumir animales”*, que justamente eso es lo que viene a significar en términos generales. Ahora tratemos de razonar dejando a un lado todos nuestros prejuicios y pensemos ¿Qué son los anímales? ¿Son cosas? No ¿Verdad?

Leer más

Ni solidaridad ni compasión, solo el deber traerá justicia

Antes de comenzar con la siguiente lectura, se considera importante alertar al lector de que ésta es una reflexión subjetiva del autor, y por tanto es consciente de que la misma está totalmente abierta a debate. Pues también es consciente de que la connotación o sentido de según que conceptos (en este caso compasión y solidaridad), puede estar ligada a apreciaciones personales o diferir en según los contextos en que son utilizados. Aun y lo dicho, se tratará de ser lo más imparcial posible respecto al tema que tratamos.

Leer más