Clarificación sobre conceptos (I): Abolicionismo y (neo)bienestarismo

Lo más seguro es que si el lector participa activamente en los distintos debates que suelen darse en cualquier grupo de las redes sociales (principalmente Facebook) que gire en torno al tema de los Derechos de los Animales y/o el Veganismo, ya se habrá dado cuenta de que dentro del movimiento animalista parecen existir algunas discrepancias notables incluso entre los mismos Veganos. Discrepancias que principalmente se deben a estrategias y/u objetivos, y que lamentablemente muchas veces suelen ser la causa de llegar al insulto, la calumnia y/o la rivalidad.

Leer más

La importancia de las experiencias

Erase un ratón de campo que un día mientras buscaba comida fue a parar a una casa donde se encontró a un congénere viviendo dentro de una colorida jaula. Ante la curiosidad el ratón de campo se acercó al otro para preguntarle que por que estaba ahí dentro, y que en caso de que quisiera él mismo estando fuera podría abrirle la puerta de la jaula y así escapar juntos al campo donde podría disfrutar de las experiencias que le concede a uno disfrutar completamente de la libertad.

El otro ratón pareciendo bastante molesto le respondió qué porque iba él a querer dejar su hogar lleno de comodidades y ventajas, cuando él ya tenía todo lo que necesitaba. Tenía una ruedecita con la que hacer deporte, tubos en los que jugar y esconderse, tierra y agua limpia todos lo días, comida, un cómodo lecho en el que cabecear, temperatura agradable durante todo el año e incluso un techo que le protegía de cualquier hostilidad ambiental “¿Pero qué estás loco o que?” finalizó el malhumorado ratón de jaula.

Leer más

Falacias ( I ) La cadena alimenticia

No son pocas las veces que algunas personas aluden al fenómeno ecológico conocido como “cadena alimenticia”, o mejor llamado cadena trófica, para justificar el actual y descomunal consumo de animales llevado a cabo por parte de la especie humana. Con ello lo que tratan de expresar es que existe un imperativo natural (falacia naturalista)(1) y por ende, moral, que nos obliga a los seres humanos a imitar ese mismo patrón de comportamiento de comer animales. Pero aún y advirtiendo la falsedad de este razonamiento, que ya es por sí mismo más que suficiente para desacreditarlo, estas personas parecen evitar reparar en algunos aspectos de su “argumento” merecidamente tener en cuenta a continuación.

Leer más

El insaciable consumismo y su relación con la comida

Atrapados en una sociedad que nos incita a producir y comprar de manera irreflexiva, innecesaria e incluso perjudicial, hemos quedado emocional e intelectualmente anclados en la superficialidad y la decadencia moral. Sin ser capaces de advertir de que el acto más revolucionario contra ese consumismo se haya en algo tan básico como son nuestros platos.

Suena el despertador a las 7 de la mañana y nos levantamos con el objetivo de ir al trabajo, donde invertiremos más de 9 horas entre trayectos, comidas y faena haciendo algo que seguramente ni siquiera nos gusta ni nos interesa, repitiéndolo así durante al menos cinco días a la semana. Y cuando llegamos a casa después de esa agotadora jornada laboral nos sentimos reventados, pero no podemos olvidar de que en ella también hay faena que realizar. Así que al final del día el tiempo que nos queda para disfrutar haciendo lo que nos gusta es bastante escaso, por no decir efímero, y suele reducirse a ver un rato la tele, a ejercer la navegación fantasma por internet, a tomar una cerveza con algún amigo fuera y poco más. Los más sacrificados quizás invertirán parte de ese escaso tiempo libre que les queda para hacer algo productivo, como practicar deporte o algún otro tipo de actividad personalmente beneficiosa, pero no por ello divertida.

Leer más

Redefinición de “Los Derechos Naturales”

Cabe destacar que este texto se basa en la teorización de lo que considera el autor que son y deberían de basarse y deberse unos derechos naturales imparciales y deseados para todo individuo, los cuales a su vez pudieran servir de guía para aplicarse y concretarse en el marco legal de una supuesta sociedad justa.

Si bien el concepto de “derechos naturales” tal y como lo conocemos hoy en día ha sido consecuencia de una larga historia de acontecimientos desde que Ciro II el grande, rey de Persia y al que podríamos considerar pionero en declarar los mismos, tras conquistar Babilonia a mediados del siglo VI a.c. liberó a los esclavos reivindicando públicamente por primera vez en la historia que todo hombre era dueño de su propia vida, y pasando desde aquel entonces por diferentes capítulos de “quita y pon”(1). No fue hasta el año 1789 en Francia cuando a causa de una serie de revoluciones (revolución francesa) contra el absolutismo reinante de aquel entonces

Leer más

Halago a los osados

Este escrito es en honor a los asistentes a la manifestación del pasado 15 de Agosto en Barcelona “Por el cierre de los mataderos”.

Los tiempos están cambiando, y cada vez somos más los que no solo hemos decidido dejar de ser partícipes de la opresión más brutal, larga, grande y extendida sobre la faz de la tierra, sino que además hemos decido poner nuestro empeño en dar nuestra voz a aquellos, que siendo las víctimas de dicha masacre, no pueden hablar ni defenderse por sí mismos, los animales no-humanos.

Leer más

Crítica al movimiento Anarquista

El anarquismo como pensar general, todavía tiene un punto débil, y es que no ha sabido evolucionar y adaptarse a las recientes revelaciones científicas y consecuentes nuevos paradigmas morales.

Su problema reside en el no saber identificar las diferentes “clases sociales” que conforman el devastador sistema imperante basado en el derecho de propiedad.

Tendemos a pensar bajo nuestra antropocéntrica visión, que éste sitema está formado exclusivamente por una estructura piramidal formada por humanos, pero no acabamos de darnos cuenta de que el sistema organizacional humano se sostiene en un medio natural (el planeta tierra) con muchísimos otros más individuos que normalmente pasan desapercibidos ante nuestro ojos, ignorados e incluso exterminados por los mismos humanos para satisfacer innecesarios intereses. Estos son los animales no humanos.

Leer más