Hombría y cultura de dominación

No es novedad alguna que existe la creencia general de que poseer o consumir animales es un acto varonil y de masculinidad, pero para entender el porqué de esta idea es necesario primero atender a nuestro inicios culturales como civilización, concretamente a ese periodo decisivo de nuestra historia en el que los seres humanos pasamos a asentarnos en un espacio concreto para dominarlo y controlarlo.

Nos trasladamos pues a las montañas del actual Irak, donde se presume que hace alrededor 10.000 años algunas tribus de humanos dejaron a un lado su nomadismo para comenzar a ejercer la domesticación de ovejas, y más tarde de otras especies animales(1). Un proceso que derivó de las prácticas ocasionales de cacería de animales salvajes propias del humano nómada para alimentarse, al seguimiento continuo, castración y muerte explícitamente de los machos dominantes con tal de hacerse con el control de sus manadas. Leer más

La agónica existencia de 269

Minientrada

Os presento a número 269, quien carece de nombre ya que ha sido traído al mundo simplemente para ser convertido en un mero producto de consumo. Por ello su individualidad, necesidades e intereses son totalmente ignorados.

A pesar de ello 269 es un individuo sensible y emocional perteneciente a la especie “Sus scrofa domestica“, un tipo de cerdo que lleva siendo explotado por los animales de la especie “Homo Sapiens” (o más conocidos como seres humanos) desde hace unos 13000 años, a lo que cabe añadir que en el último siglo con la revolución industrial y tecnológica su explotación se ha visto multiplicada hasta el punto que por cada minuto que pasa 2300 individuos de su misma especie están siendo matados alrededor del mundo para ser convertidos en salchichas, panceta, hamburguesas u otros productos cárnicos para satisfacer el apetito del animal Humano. Leer más

Mel Capitán, víctima y verdugo del especismo

¿Como es posible que una chica joven, guapa, popular y que decía ser tan feliz y estar tan encantada con lo que hacía (la caza) de repente se pegue ella misma un tiro? ¿No será que quizás no era tan feliz? ¿Como puede ser que amando tanto a los perros, y en especial a su perro, en cambio no pareciera importarle lo más mínimo los animales que ella misma mataba? ¿No será que en realidad se veía empujada a mostrar una felicidad superficial que no sentía por presión del entorno en el que se encontraba? Leer más

Clarificación sobre conceptos (I): Abolicionismo y (neo)bienestarismo

Lo más seguro es que si el lector participa activamente en los distintos debates que suelen darse en cualquier grupo de las redes sociales (principalmente Facebook) que gire en torno al tema de los Derechos de los Animales y/o el Veganismo, ya se habrá dado cuenta de que dentro del movimiento animalista parecen existir algunas discrepancias notables incluso entre los mismos Veganos. Discrepancias que principalmente se deben a estrategias y/u objetivos, y que lamentablemente muchas veces suelen ser la causa de llegar al insulto, la calumnia y/o la rivalidad. Leer más

San Valentín y el amor

Minientrada

Hoy es otro de esos días en los que supuestamente se celebra el Amor, la gente compra cosas para regalar a otros y se mandan mensajitos diciéndose lo mucho que se quieren ¡Que bonito!

Pero la verdad es que hoy no es más que un día como otro cualquiera, un día en el que obviamente debería de haber amor, pero no por ser San Valentín, sino porque el amor debería ser la razón principal que dirige nuestras acciones. Lamentablemente esta mierda de sociedad regida por un devastador capitalismo sin escrúpulos no promueve más que el egoísmo, el materialismo, la competencia, la irresponsabilidad, la indiferencia y el individualismo entre nosotros y a los que no consideramos como nosotros. Tan perdidos nos encontramos que incluso necesitamos celebrar la fiesta del amor una o dos veces al año para no olvidarnos de que éste existe. Leer más

Eufemismos (I) Sacrificar y asesinar

Según la RAE el término asesinar(1) solo puede utilizarse cuando nos referimos al acto deliberado de matar en contra de su voluntad a otros seres humanos. Contrariamente dicta que cuando nos referimos a matar (también en contra de su voluntad) a los animales no-humanos, hay que hablar de “sacrificar”. Claramente no hay que estar muy despierto para entrever tan notable parcialidad en el uso de ambos conceptos dependientemente de quién sea la victima.

La realidad es que las palabras no son más que una proyección lingüistica (el idioma) de la moral de la sociedad que las utiliza. Y teniendo presente que vivimos y hemos sido criados en una sociedad donde el ser humano suele considerase el centro del universo y con consecuente derecho legítimo, o incluso divino, a hacer lo que le plazca con el planeta y el resto de sus habitantes (los animales no-humanos), esta realidad no es distinta. Esta manera desacertada de concebir la realidad se conoce como antropocentrismo, y deberse a ella normalmente le lleva a uno a cometer o participar en la discriminación arbitraria conocido como especismo (análoga al sexismo o el racismo pero en cuestión a la especie). Es lógico pues, que las reglas de nuestro lenguaje también se deban a esta manera inicua y conveniente de entender el mundo y que por ende, cuando la situación lo requiera, se haga uso de eufemismos. Leer más

Sobre el falso ecologismo (I)

Entendemos por ecologismo ese movimiento social que supuestamente pretende proteger el medio ambiente, salvaguardar la naturaleza y protegerla principalmente de las actividades del ser humano para asegurar la supervivencia de las distintas especies de fauna y flora existentes en los distintos ecosistemas alrededor del mundo.

Para ello, a través de diferentes estructuras político-sociales, principalmente desde ministerios estatales u organizaciones no gubernamentales (ONGS), se trata de proteger el medio ambiente mediante la aplicación o petición de leyes y medidas que ayuden en lo dicho. En ocasiones se llegan incluso a desarrollar espacios protegidos bajo regulaciones especiales con políticas de control y prevención del número de viandantes. Leer más

Soy un Vegano Radical

Inauguro este blog haciendo hincapié al adjetivo que acompaña al nombre del mismo. El cual es “ Radical

Pues son muchas las veces que así me han llamado, es un adjetivo que yo no elegí, sino que me asignaron. Y supongo que también a tantos otros que como al menda, que fueron capaces en algún momento de mirar a la realidad, ejercer su pensamiento crítico, dejar de formar parte de la tiranía, apartar el temor personal que la verdad pudiera causar y finalmente tratar de promoverla en la medida de lo posible. Por tanto, aquí empezamos; Leer más