Introspección

Minientrada

El cambio psicológico llega cuando sentimos en nuestra mente la violencia con la que tratamos a esos que siempre hemos considerado “productos vivos” para ser consumidos.

Una verdad incómoda que nos hemos acostumbrado a esconder entre lo normalizando. Ya sea en el hábito, la rutina o el placer egoísta que secunda el conjunto de mentes. Y es que como decía José Ingenieros; “En la culpa colectiva se esconde la responsabilidad de cada uno.

Falacias ( II ) La sintiencia vegetal

Suele ocurrir que entre otras reacciones, cuando algunas personas conocen a algún vegano o vegana, repentinamente se vuelven unos acérrimos defensores del reino vegetal; “¿Y las plantas qué? ¿Acaso no sienten?

No es de extrañar que con tal de poder sostener ilusoriamente su poco pensado alegato (propio de una actitud puramente reaccionaria), tiendan a utilizar diferentes tipos de falacias en las que buscar apoyo. Entre algunas de estas falacias, cabe destacar por la frecuencia de su uso, un par de ellas: “La falacia por asociación” y la “Falacia de Galileo” (variable del argumento ad ignorantiam o llamada a la ignorancia)(1)

Leer más

Sobre el falso ecologismo ( II )

Antes de dar comienzo, es importante señalar que en la primera parte de la lectura que sigue a continuación, nos hemos limitado principalmente ha señalar ese problema de base, del que muchas veces sin ser consientes de ello, se encuentran anclados los distintos movimientos ecologistas actuales, o aquí llamados “falsos ecologismos”. En resumidas cuentas ese problema de base reside en que la concepción antropocentrista, que envenena cualquier intento de ese movimiento por comprender objetivamente la realidad natural existente en la que el ser humano se halla y a su vez condiciona sus actividades a interactuar en ella o tratar de resolver problemas siempre en beneficio de los intereses particulares de nuestra especie, pero sin permitirle darse cuenta de que el resultado final acaba siempre siendo el contrario al deseado (pues también nos perjudica).

Leer más

Crítica al movimiento Anarquista

El anarquismo como pensar general, todavía tiene un punto débil, y es que no ha sabido evolucionar y adaptarse a las recientes revelaciones científicas y consecuentes nuevos paradigmas morales.

Su problema reside en el no saber identificar las diferentes “clases sociales” que conforman el devastador sistema imperante basado en el derecho de propiedad.

Tendemos a pensar bajo nuestra antropocéntrica visión, que éste sitema está formado exclusivamente por una estructura piramidal formada por humanos, pero no acabamos de darnos cuenta de que el sistema organizacional humano se sostiene en un medio natural (el planeta tierra) con muchísimos otros más individuos que normalmente pasan desapercibidos ante nuestro ojos, ignorados e incluso exterminados por los mismos humanos para satisfacer innecesarios intereses. Estos son los animales no humanos.

Leer más