Bakunin y el fracaso de su norma deontológica

Minientrada

Como ejemplo histórico de norma deontológica que empujó al fracaso a su propia causa (el triunfo de la revolución contra el poder político y económico de su momento) tenemos el caso de Mijaíl Bakunin (1814-1876), uno de los padres del pensamiento anarquista, quien trazó toda una línea teórica de pensamiento para el movimiento anarquista basada en un marco normativo deontologista, en la cual incluía y promovía como fundamento moral (imperativo categórico) renunciar al voto como posibilidad de cambio. Pues consideraba el mismo como una herramienta más de control del poder económico para engañar y satisfacer la sensación de elección de los ciudadanos, y por tanto contraria a sus principios. Leer más

Crítica al movimiento Anarquista

El anarquismo como pensar general, todavía tiene un punto débil, y es que no ha sabido evolucionar y adaptarse a las recientes revelaciones científicas y consecuentes nuevos paradigmas morales.

Su problema reside en el no saber identificar las diferentes “clases sociales” que conforman el devastador sistema imperante basado en el derecho de propiedad.

Tendemos a pensar bajo nuestra antropocéntrica visión, que éste sitema está formado exclusivamente por una estructura piramidal formada por humanos, pero no acabamos de darnos cuenta de que el sistema organizacional humano se sostiene en un medio natural (el planeta tierra) con muchísimos otros más individuos que normalmente pasan desapercibidos ante nuestro ojos, ignorados e incluso exterminados por los mismos humanos para satisfacer innecesarios intereses. Estos son los animales no humanos. Leer más