La desconsideración sobre los no-humanos

El nivel de desconsideración que sufren los animales en la sociedad de consumo, que el auto-denominado erradamente “homo sapiens” ha establecido, es tan extremo que ni siquiera se les considera individuos. Así, se han convertido ante nuestros ciegos ojos, nuestra aceptación y nuestra gula en meros objetos de consumo, en simples números, sin más consideración moral que la de su utilización para nuestros innecesarios, artificiales y egoístas hábitos o costumbres. Les hemos cosificado.

A consecuencia de ello, a diario, en cada rincón del planeta tierra, los animales no humanos son perseguidos, encerrados, mutilados, torturados y asesinados sistemáticamente, y sufriendo del desprecio y la indiferencia de las masas humanas amediocrizadas, que aletargadas en su propia e interesada ignorancia, no son capaces de darse cuenta que son sus mismas elecciones particulares, el detonante de esa encarnada violencia y negligencia que muchas veces también se cierna sobre ellos.

El rol que el mono bípedo, cegado por sus aires de grandeza y su petulante ego propaga a partir de la desconsideración sobre otros en la construcción de su mundo, no es más que fruto de una mentira basada en su propia megalomanía, en la creencia antropocéntrica de que todo gira alrededor suyo, y consecuentemente, sin llegar a entender que en realidad, todos somos UNO.

UNO

  • Pingback: Eufemismos ( I ) Sacrificar y asesinar - El Vegano RadicalEl Vegano Radical()

  • Jasone

    Para mi el fin no justifica los medios. No me gusta a lo que ha llegado la industria carnica para vender más y más carne. No soy vegetariana y mucho menos vegana. Soy carnívora y seguiré siéndolo. Me gusta comer carne. Respeto (y mucho) a los que eligen otra opción a la hora de alimentarse. Por ese motivo, me resulta ofensivo que nos taches de mediocres e ignorantes. Todos, quien más, quien menos, sabe como llega la carne a los mercados, carnicerías, centros comerciales…. Creo que nadie ignora lo que esta pasando con la carne. No somos ignorantes y mucho menos mediocres. Ataca a las grandes multinacionales, mataderos…etc. Realmente eres ofensivo.
    Un saludo.

    • Karlos Artagnan

      Hola Jasone,

      La realidad es que la intención de dicho blog no es la de ofender, sino la de tener un espacio en el que poder reflexionar abierta y libremente, y sin temor alguno a ser recriminado por ofrecer una manera de entender la vida y la justicia contraria a la comúnmente establecida. Obviamente, para ofrecer dicha visión a veces es necesario utilizar algunos adjetivos que aunque puedan resultar ofensivos para el que se sienta identificado con los aspectos que criticamos, el propósito no es otro que el que estos se adecuen lo máximamente posiblemente a un lenguaje objetivo lejos toda influencia antropocéntrica.

      Por otro lado, pareces reconocer que existe un gran despotismo en la producción de carne, y me animas a criticar solamente al que la produce y la vende. Pero la verdad es que dichas industrias de la explotación, que tampoco parecen ser de tu agrado, no funcionarían sin la gran cantidad de consumidores ciegos, que anteponen su apetito a sus ideales.

      Saludo de vuelta

    • maria laura

      Las grandes multinacionales y los mataderos están financiados por los consumidores entre los que te encuentras, tal vez por eso te resulte ofensivo el artículo. Cuando logres conciliar tus principios con tu consumo, te aseguro que no te sentirás ofendida.