Clarificación sobre conceptos (I): Abolicionismo y (neo)bienestarismo

Lo más seguro es que si el lector participa activamente en los distintos debates que suelen darse en cualquier grupo de las redes sociales (principalmente Facebook) que gire en torno al tema de los Derechos de los Animales y/o el Veganismo, ya se habrá dado cuenta de que dentro del movimiento animalista parecen existir algunas discrepancias notables incluso entre los mismos Veganos. Discrepancias que principalmente se deben a estrategias y/u objetivos, y que lamentablemente muchas veces suelen ser la causa de llegar al insulto, la calumnia y/o la rivalidad.

Leer más

Falacias ( II ) La sintiencia vegetal

Suele ocurrir que entre otras reacciones, cuando algunas personas conocen a algún vegano o vegana, repentinamente se vuelven unos acérrimos defensores del reino vegetal; “¿Y las plantas qué? ¿Acaso no sienten?

No es de extrañar que con tal de poder sostener ilusoriamente su poco pensado alegato (propio de una actitud puramente reaccionaria), tiendan a utilizar diferentes tipos de falacias en las que buscar apoyo. Entre algunas de estas falacias, cabe destacar por la frecuencia de su uso, un par de ellas: “La falacia por asociación” y la “Falacia de Galileo” (variable del argumento ad ignorantiam o llamada a la ignorancia)(1)

Leer más

Falacias ( I ) La cadena alimenticia

No son pocas las veces que algunas personas aluden al fenómeno ecológico conocido como “cadena alimenticia”, o mejor llamado cadena trófica, para justificar el actual y descomunal consumo de animales llevado a cabo por parte de la especie humana. Con ello lo que tratan de expresar es que existe un imperativo natural (falacia naturalista)(1) y por ende, moral, que nos obliga a los seres humanos a imitar ese mismo patrón de comportamiento de comer animales. Pero aún y advirtiendo la falsedad de este razonamiento, que ya es por sí mismo más que suficiente para desacreditarlo, estas personas parecen evitar reparar en algunos aspectos de su “argumento” merecidamente tener en cuenta a continuación.

Leer más

Eufemismos ( I ) Sacrificar y asesinar

Según la RAE el término asesinar(1) solo puede utilizarse cuando nos referimos al acto deliberado de matar en contra de su voluntad a otros seres humanos. Contrariamente dicta que cuando nos referimos a matar (también en contra de su voluntad) a los animales no-humanos, hay que hablar de “sacrificar”. Claramente no hay que estar muy despierto para entrever tan notable parcialidad en el uso de ambos conceptos dependientemente de quién sea la victima.

La realidad es que las palabras no son más que una proyección lingüistica (el idioma) de la moral de la sociedad que las utiliza. Y teniendo presente que vivimos y hemos sido criados en una sociedad donde el ser humano suele considerase el centro del universo y con consecuente derecho legítimo, o incluso divino, a hacer lo que le plazca con el planeta y el resto de sus habitantes (los animales no-humanos), esta realidad no es distinta. Esta manera desacertada de concebir la realidad se conoce como antropocentrismo, y deberse a ella normalmente le lleva a uno a cometer o participar en la discriminación arbitraria conocido como especismo (análoga al sexismo o el racismo pero en cuestión a la especie). Es lógico pues, que las reglas de nuestro lenguaje también se deban a esta manera inicua y conveniente de entender el mundo y que por ende, cuando la situación lo requiera, se haga uso de eufemismos.

Leer más

Ni solidaridad ni compasión, solo el deber traerá justicia

Antes de comenzar con la siguiente lectura, se considera importante alertar al lector de que ésta es una reflexión subjetiva del autor, y por tanto es consciente de que la misma está totalmente abierta a debate. Pues también es consciente de que la connotación o sentido de según que conceptos (en este caso compasión y solidaridad), puede estar ligada a apreciaciones personales o diferir en según los contextos en que son utilizados. Aun y lo dicho, se tratará de ser lo más imparcial posible respecto al tema que tratamos.

Leer más

Sobre el falso ecologismo ( II )

Antes de dar comienzo, es importante señalar que en la primera parte de la lectura que sigue a continuación, nos hemos limitado principalmente ha señalar ese problema de base, del que muchas veces sin ser consientes de ello, se encuentran anclados los distintos movimientos ecologistas actuales, o aquí llamados “falsos ecologismos”. En resumidas cuentas ese problema de base reside en que la concepción antropocentrista, que envenena cualquier intento de ese movimiento por comprender objetivamente la realidad natural existente en la que el ser humano se halla y a su vez condiciona sus actividades a interactuar en ella o tratar de resolver problemas siempre en beneficio de los intereses particulares de nuestra especie, pero sin permitirle darse cuenta de que el resultado final acaba siempre siendo el contrario al deseado (pues también nos perjudica).

Leer más

Sobre el falso ecologismo ( I )

Entendemos por ecologismo ese movimiento social que supuestamente pretende proteger el medio ambiente, salvaguardar la naturaleza y protegerla principalmente de las actividades del ser humano para asegurar la supervivencia de las distintas especies de fauna y flora existentes en los distintos ecosistemas alrededor del mundo.

Para ello, a través de diferentes estructuras político-sociales, principalmente desde ministerios estatales u organizaciones no gubernamentales (ONGS), se trata de proteger el medio ambiente mediante la aplicación o petición de leyes y medidas que ayuden en lo dicho. En ocasiones se llegan incluso a desarrollar espacios protegidos bajo regulaciones especiales con políticas de control y prevención del número de viandantes.

Leer más

Soy un Vegano Radical

Inauguro este blog haciendo hincapié al adjetivo que acompaña al nombre del mismo. El cual es “ Radical

Pues son muchas las veces que así me han llamado, es un adjetivo que yo no elegí, sino que me asignaron. Y supongo que también a tantos otros que como al menda, que fueron capaces en algún momento de mirar a la realidad, ejercer su pensamiento crítico, dejar de formar parte de la tiranía, apartar el temor personal que la verdad pudiera causar y finalmente tratar de promoverla en la medida de lo posible. Por tanto, aquí empezamos;

Leer más