La importancia de las experiencias

Erase un ratón de campo que un día mientras buscaba comida fue a parar a una casa donde se encontró a un congénere viviendo dentro de una colorida jaula. Ante la curiosidad el ratón de campo se acercó al otro para preguntarle que por que estaba ahí dentro, y que en caso de que quisiera él mismo estando fuera podría abrirle la puerta de la jaula y así escapar juntos al campo donde podría disfrutar de las experiencias que le concede a uno disfrutar completamente de la libertad.

El otro ratón pareciendo bastante molesto le respondió qué porque iba él a querer dejar su hogar lleno de comodidades y ventajas, cuando él ya tenía todo lo que necesitaba. Tenía una ruedecita con la que hacer deporte, tubos en los que jugar y esconderse, tierra y agua limpia todos lo días, comida, un cómodo lecho en el que cabecear, temperatura agradable durante todo el año e incluso un techo que le protegía de cualquier hostilidad ambiental “¿Pero qué estás loco o que?” finalizó el malhumorado ratón de jaula. Leer más

La trampa del capital

“Destacamos que aunque esta lectura puede leerse independientemente, es en su esencia una continuidad del anterior árticuloLa pérdida de la individualidad moral en la toma de decisiones””

Vivimos en una sociedad basada explícitamente en producir y consumir, una sociedad que se vale a la economía como si esta fuera una ecuación matemática irrefutable e inexorable a nuestro destino y a las leyes de la naturaleza. Se nos ha hecho creer que para “progresar” es necesaria la competencia, y que el bienestar de la sociedad surge a partir de ésta. De una competencia que necesariamente ha de deberse a las exigencias de un mercado que en constante e inevitable proceso de inflación, curiosamente cuando ya no es capaz de sostenerse más por si mismo, son los mismos peones que lo preservan con su trabajo y expensas quienes también han de sacrificarse con medidas de “austeridad”. Que todo sea por el bien de la economía… Leer más

La pérdida de la individualidad moral en la toma de decisiones

Recientemente leí un artículo en Inglés sobre Veganismo en cuál al finalizar se llegaba a una conclusión que me llamó bastante la atención.

En resumidas cuentas el autor del artículo apelaba a la necesidad de que aquellos activistas que tratábamos tan concienzudamente por difundir los aspectos éticos y medioambientales para hacerse a un estilo de vida vegano tuviéramos en cuenta que, a la mayoría de personas no-veganas simplemente eso no les interesaba ni se sienten atraídas por dichos aspectos. Por el contrario, la estrategia que el autor de dicho articulo proponía era el facilitar las opciones veganas en el mercado, ya que según su intuición ante los hechos de la realidad objetiva en la que vivimos, es más fácil cambiar un comportamiento social que no una actitud social hacía un tema tan delicado como es en este caso, el de los derechos de los animales. Leer más

Mensaje al fanático nacionalista

Minientrada

A todos aquellos que os sentís muy Chilenos, Argentinos, Españoles, Gallegos, Catalanes, etc, o de donde cojones, por casualidades de la vida hayáis nacido.

Seguir perdiendo el tiempo con nacionalismos absurdos y a ver quien la tiene más larga, sigamos odiándonos y matándonos los unos a los otros por divinizar colores o banderas distintas, reforzar fronteras invisibles, vanagloriar himnos segregacionistas y demás absurdidades innecesarias imaginadas por el homínido humano, y así nos seguirá yendo. Un planeta descompuesto y enfermo por nuestra propia ineptitud e ilusorias secesiones. Millones de otros humanos condenados al exilio o la marginación por haber nacido en otros puntos geográficos diferentes al nuestro. E individuos de otras especies sin posibilidad ellos de “disfrutar” de una nacionalidad y los arbitrarios derechos que ésta otorga, para ser oprimidos y exterminados con el único fin de alimentar el egoísmo y la indiferencia reinante por el mono bípedo. Leer más

El falso entendimiento del concepto “Progreso”

Curioso y risible a la vez ver como los defensores del crecimiento continuo hablan de la importancia del “mercado” como si éste fuera una ley incuestionablemente divina. Algo así como cuando la Iglesia hablaba sobre la centralidad de la tierra en el universo, que aunque el trabajo empírico de la física y las matemáticas mostraban lo contrario, no querían dar éstos su brazo a torcer en lo dicho.

Cierto es que el capitalismo ha traído innovaciones tecnológicas, pero el perfeccionamiento y el uso sobre las mismas suele verse fuertemente capado ante el interés asquerosamente materialista de la esencia del mismo sistema. Consecuentemente no permite desarrollar en su totalidad el potencial de la capacidad intelectual humana que se ve y verá siempre fuertemente trabado y censurado por el proceder y desarrollo basado en el interés egoísta “de producir memadas para aumentar los beneficios” engendrado por la especulación. La cual motivado única y exclusivamente por intereses egoístas particulares o grupales, imposibilita el rápido progreso social, tecnológico y político. Leer más

La lacra social y moral del individuo involutivo

Sabemos que “desgraciadamente” la naturaleza no es perfecta, de ahí a su continua evolución tratando de mejorarse así misma, y de la misma manera que a veces se dan mutaciones beneficiosas para el individuo, su especie (conformada mayoritariamente por individuos ordinarios e intrascendentales) e incluso para todo el ecosistema, otras veces también puede ocurrir lo contrario. Mutaciones que concluyen en individuos dañinos para todo lo que les rodea.

Curiosa y lamentablemente, éste tipo de retroceso evolutivo contra el perfeccionamiento natural parece querer darse con bastante más frecuencia en el comportamiento moral y social del destructivo homo sapiens, que en su continua necesidad por evolucionar intelectualmente siempre encuentra impedimentos entre algunos especímenes de su propia especie. Leer más

2048; Distopia de un niño del presente

18 de Noviembre del año 2048, Gerardo ya tiene 32 años. Él mismo se sorprende de que pueda haber sobrevivido tantos años a un ambiente tan hostil. Casi no le queda agua en la cantimplora, y se dirige a una supuesta metrópolis sobre la que, según ha oído hablar, en ella puedes ganarte un litro de agua potable y un par de platos de cereales al día, a cambio de diez horas de trabajo en unas excavaciones de uno de esos grandes propietarios. Es un trabajo duro, pero sabe que si no lo hace, quizás no pueda sobrevivir por mucho más tiempo. Leer más

La esencia del Veganismo

El Veganismo es una ilusión, una filosofía, un acto de rebeldía. Es el camino que nos lleva a la luz del final de la cueva. El encuentro de esos mismos ideales que luchan por conquistar la ecuanimidad en la razón y el pensamiento para pedir justicia.

El Veganismo es la evolución de la mente y del pensar individual, y más tarde del colectivo. El incitante a la reflexión más profunda del conocimiento vigente. La aplicación de la sensatez y la cordura ante la deshonestidad de la moral socialmente aceptada, pero no por ello acertada. Leer más

Lo más duro de ser vegano

Lo más duro de ser vegano no es dejar de comer carne, queso, miel, huevos o beber leche, pues siempre se pueden encontrar opciones vegetarianas que substituyan a dichos “alimentos” que han sido habituales en nuestro día a día. Solo se trata de investigar un poco y habituarse a lo nuevo.

Lo más difícil tampoco es buscar restaurantes u opciones vegetarianas cuando uno sale a la calle a buscar donde comer, pues acabas conociendo las opciones que están a tu alcance, y en el caso que no quede otra, siempre puedes llevarte contigo comida de casa, más barata y seguro que más deliciosa. Leer más

La desconsideración sobre los no-humanos

El nivel de desconsideración que sufren los animales en la sociedad de consumo, que el auto-denominado erradamente “homo sapiens” ha establecido, es tan extremo que ni siquiera se les considera individuos. Así, se han convertido ante nuestros ciegos ojos, nuestra aceptación y nuestra gula en meros objetos de consumo, en simples números, sin más consideración moral que la de su utilización para nuestros innecesarios, artificiales y egoístas hábitos o costumbres. Los hemos despersonalizado e inanimado ante nuestra interesada y arbitraria percepción. Leer más

Bio-productos del consumismo

Minientrada

Me hacen gracia esos que fardan de tener muchas cosas. Que si un buen sueldo, que si un duplex, que si un mercedes, que si cenas en caros restaurantes, una mesa reservada en un lujoso club, un rolex, joyas, viajes en primera clase, una chaqueta con el nombre de un famoso diseñador y demás parafernalia aparentatiba. Convirtiéndose a sí mismos en no más que bio-productos de la misma propaganda corporativa que moldea sus anhelos y les dice cuáles han de ser sus sueños.

La “moda” del Veganismo

No son pocas las veces que alguno suelta; “Eso del Veganismo no es más que una moda”.

Claro está que el objetivo de dicho comentario no es más que el de desprestigiar los anhelos de dicho movimiento moral y social. Pero va pasando el tiempo, y el Veganismo en lugar de desaparecer como cualquier otra moda parece por el contrario ir haciéndose más y más grande.

Sin ir más lejos, las búsquedas en google por dicho término se han multiplicado por millones en los últimos años.

Hasta no hace mucho tiempo casi nadie sabía que era eso de ser vegano, pero ahora ¿Quien no tiene una prima, un amigo, un profesor o un conocido vegano? Leer más